Cuando el becario es quien salva la situación

apollo13patch

Insignia de la misisón

Las misiones Apolo conformaron el que ha sido, casi con toda seguridad, el proyecto más ambicioso de la historia de la Humanidad. Se ha llegado a decir que Kennedy cogió una década del siglo XXI y la puso en los años sesenta.

Los Estados Unidos aunaron todas sus fuerzas, económicas, diplomáticas, profesionales, patriotas, políticas, para sacar adelante su programa espacial por excelencia. Así fue como el 21 de julio de 1969, Neil Armstrong y Edwin Aldrin pusieron por fin los pies en la luna ante los ojos del mundo.

Después de esa misión inicial, otros 6 lanzamientos pusieron rumbo a la luna durante 4 años. 5 con éxito y otro infaustamente recordado. No podría haber sido otra que el Apolo XIII, para dar pábulo a los supersticiosos.

El Apolo XIII tenía la intención de aterrizar en la región de Fra Mauro e inicialmente estaba compuesta porapolo-13-44  Mattingly, Lovell y Haise. Sin embargo, los tripulantes estuvieron expuestos al sarampión y Mattingly era el único que no lo había sufrido de pequeño y que no era inmune. Así pues, a última hora se decidió sustituir a Mattingly por Swigert.

Swigert era el piloto del Módulo de Mando de la tripulación de reserva y no tenía tanta experiencia como Mattingly. A la hora de su introducción en la misión definitiva hubo controversias ya que algunos altos mandos de la NASA no lo veían preparado para la misión.

Sea como fuere, finalmente el 11 de abril partió rumbo a nuestro satélite y 3 días más tarde, a unos 300.000, una explosión del tanque de oxígeno del Módulo de Servicio desbarató los planes de alunizar y los 3 astronautas tuvieron que usar su ingenio e instinto de supervivencia para regresar a la Tierra sanos y salvos. El centro de Control les dio instrucciones de orbitar la Luna y regresar al planeta usando la menor energía posible. Incluso tuvieron que construir un filtro de aire usando objetos cotidianos como calcetines y bolsas de plástico.

792149040131648324

El Módulo se Servicio dañado (en la parte superior)

Hubo un punto en el que Swigert demostró su pericia y fue cuando, haciendo unas sencillas cuentas matemáticas, se percató de que si seguían las instrucciones de la NASA no llegarían a la Tierra, sino que rebotarían en la atmósfera perdiéndose para siempre en el espacio. Esto sucede cuando una nave espacial intenta realizar la reentrada con un ángulo inferior al adecuado.

hfsgtowteqlksqum0sdf

La tripulación a salvo tras la semana más intensa de sus vidas.

El Centro de Control confirmó estos datos y aceptó la maniobra de corrección. Finalmente se descubrió que los cálculos iniciales no habían sido los adecuados debido a una continua expulsión de gases desde el Módulo de Servicio, que desviaba levemente la nave de la trayectoria trazada.

Gracias a ello el Apolo consiguió amerizar de manera exitosa y las misiones espaciales siguieron su curso en los meses posteriores.

Nos despedimos con el despegue del Apolo XIII a bordo del Saturno V, el cohete más grande de la historia.

[Total:1    Promedio:1/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!