Le Tissier: pura lealtad

16 May 1999: Matt Le Tisser of Southampton salutes the fans during the FA Carling Premiership match against Everton played at the Dell in Southampton, England. The match finished in a 2-0 win for Southampton and they were able to avoid relegation. Mandatory Credit: Gary M Prior/Allsport

En los tiempos que corren la lealtad es una anomalía, un hecho infrecuente, algo que pertenece al pasado… El dinero es lo que mueve el mundo y la gente se guía por este mesías de metal que promete felicidad y seguridad, dejando de lado muchos valores.

Por poner un ejemplo, son cada vez más los que cambian un trabajo que tienen a 5 minutos de su hogar y en el que, además de compañeros, están rodeados de amigos; por uno nuevo, a media hora de coche y en el que tienen que construir de cero su círculo de confianza. Y lo peor es el motivo por el cual se aventuran a hacer algo tan impensable: 150 euros más al mes.

¿No os parece una soberana estupidez? A nosotros sí.letis-e1424934024406

Matthew Le Tissier solía decir en las ruedas de prensa «jugar en los mejores clubes es un bonito reto, pero hay un reto mucho más difícil: jugar contra ellos y ganarles. Yo me dedico a eso». Le Tissier fue un jugador de fúbtol inglés que brilló en la década de los noventa, llegando a ser uno de los mayores goleadores de la Premier League e internacional con la selección inglesa en varias ocasiones.

Debutó en 1986 con el Southampton, el club de su ciudad y estuvo durante 16 años jugando en este equipo que jamás pasó de mitad de tabla.

Muy pronto se vio que su capacidad goleadora y su extraordinaria técnica eran propias de un fuera de serie. Se convirtió en el capitán del equipo rojiblanco y la afición lo recibía cada día al grito de He is God, Matt Le God. Él se lo recompensaba con golazos propios de Maradona y faltas teledirigidas a la escuadra. Incluso se llevó le premio a mejor gol de la temporada en 1995 y siendo un excelente lanzador de penaltis: solo erró un lanzamiento de un total de 50 penas máximas.

A partir de 1994, este centrocampista mediapunta se convirtió en pieza indispensable para el equipo y con una veintena de goles por temporada muchos grandes equipos se empezaron a fijar en él: Milán, Arsenal, Monaco, Lazio, Atlético de Madrid…

Ronnie Ekelund cuenta que también el Chelsea intentó hacerse con los servicios de Le God y esto fue lo que sucedió:
«Antes de un partido en casa, Matt me comentó que el Chelsea le había hecho una oferta de tanto, tanto dinero, que la vida de los hijos de sus hijos estaría resuelta. Luego se calzó las botas, se puso la camiseta con el siete a la espalda y me dijo que él no valía todo ese dinero. Aquel día ganamos, Matt marcó un golazo, se duchó y se fue a casa. Nunca devolvió la llamada al Chelsea»

Fueron pasando los años, y Matt siguió rechazando ofertas, siendo leal al humilde club que le había dado la oportunidad en la adolescencia. Era feliz allí, en su lugar de siempre. Así, en 2002, después de 15 años de fútbol, aquejado por las lesiones y algo de sobrepeso, Le Tissier se retiró dejando para siempre una huella imborrable en la afición de Southampton, que le estará eternamente agradecida. Para Matt, la fama y el dinero eran algo secundario; puso por encima el honor y la felicidad.

 

Nos despedimos con un vídeo que recoge algunos de sus mejores goles. Es un  Top 10, aunque nosotros echamos alguno en falta en esta recopilación.

[Total:2    Promedio:5/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!