Vestir bien e ir a trabajar no está reñido

¿Te gusta vestir bien e ir a la moda pero no sabes como adaptarlo a tu trabajo? ¿Siempre cuidas tu vestimenta pero a la hora de ir a trabajar estás perdido/a? ¿No encuentras la ropa con la que sentirte cómodo/a?

Te guste o no la moda, te guste o no vestir bien o cuidar tu «outfit», somos humanos y nos preocupa la impresión que damos. Ahí entra la manera de vestir, está claro. Por este motivo hemos decidido darte unos consejos y tratar de ayudarte como lo hicimos en Vestir bien en el trabajo.

Si trabajas en un entorno más formal, deberás intentar ir acorde con tus compañeros y superiores. En el caso de que se te exija vestir de una manera determinada, por ejemplo en traje, tendrás que hacerlo. Pero eso no quiere decir que tengas que ir aburrido o igual todos los días. Hay variedad de combinaciones de pantalón y chaqueta. Aquí puedes jugar con los colores.

Utilizar colores suaves y poco llamativos te dará un aspecto seguro y confiable. Pero los colores más fuertes como el rojo son ideales para los días en los que necesitas la atención de compañeros o clientes.

vestir bien 1

Si tu trabajo es formal pero tienes más libertad para vestir, tanto si eres hombre o mujer, la idea del traje también es buena, pero solo si te gusta llevarlo. Aquí el concepto de traje puede cambiar por completo. Si lo mezclas con el sporty chic, puede darte la comodidad y el estilo que buscabas. Combina tu pantalón y chaqueta con unas zapatillas y una camiseta básica, ¡es la clave!

vestir bien 2

Si tienes total libertad para acudir a trabajar, podrás variar tu vestimenta cada día. Tampoco es bueno darle muchas vueltas, no pienses que cada día es «una alfombra roja». Tienes que sentirte cómodo/a.

Si eres mujer, ponerse una falda, un vestido o un mono, casi siempre es un acierto. No lleves el de la boda de tu primo ni un saco de patatas. Algo intermedio que te dé esa comodidad. Es importante que te sientas bien.

Para ambos sexos, los típicos vaqueros con camisa, camiseta o blusa no fallan. Pero si vas a pasar muchas horas en la silla o en la misma posición quizás sea mejor un pantalón de pinzas o jogger (tipo chándal). 

Si tienes que llevar uniforme, no te queda otra. Pero eso no quiere decir que antes de ponértelo no puedas ir «hecho un pincel». Es probable que antes de ir a trabajar o después tengas algún plan, así que tienes que estar preparado/a.

 

 

 

[Total:2    Promedio:4/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!