5 consejos para mantenerse sano practicando teletrabajo

trabajar-desde-casa

El teletrabajo. Palabra en boga hoy en día. En el siglo XXI son cada vez más numerosas las empresas que permiten que sus trabajadores desarrollen su trabajo desde el hogar, o al menos gran parte de él. En el mundo de  internet y la informática, muchos son los puestos de trabajo que  pueden ser deslocalizados, dejando sitio libre en la empresa para otro tipo de empleados que sí que necesitan estar físicamente en las instalaciones.

Sin embargo, aunque puede sonar muy bonito, no todo son ventajas en el teletrabajo y una de las partes que más se resiente es la salud.

Sedentarismo, comida a mano, silla menos ergonómica (no en todos los casos), sitio de trabajo en el hogar (que puede aumentar nuestros niveles de estrés)…

Con 5 sencillos consejos atacaremos directamente a los problemas que pueden surgir de las situaciones mencionadas en la línea superior y te ayudaremos a mantenerte sano.

  • Pasar muchas horas sentado es como veneno para nuestro organismo. Los médicos alertan que puede ser motivo de la aparición de patologías como la obesidad y la diabetes tipo 2. Así pues, no hay nada como darse un paseo comiendo una manzana en la hora del descanso. 20 minutos andando a paso ligero nos ayudarán a quemar calorías. Aunque la mejor solución es levantarse temprano y salir a correr. Esto nos activará desde primera hora de la mañana.
  • La silla es algo muy importante para nuestra espalda, pero también es un objeto caro. Si vamos a pasar muchas horas en el hogar mientras teletrabajamos, es razonable pedirle a la empresa que nos facilite la silla. Otra opción es utilizar uno de esos escritorios que nos permiten trabajar de pie, con lo que podremos levantarnos y seguir trabajando, lo que nos ayudará a cambiar de postura y también nos echa una mano a la hora de evitar el sedentarismo.
  • La nevera: el enemigo que vino del frío. Los alimentos al alcance de la mano hacen que para luchar contra la ansiedad, optemos por comer dulces, bebidas carbonatadas, chocolate, etc. Ponte una hora para almorzar a media mañana y otra para picar a media tarde. Opta por frutas, zumos o yogures.
  • El lugar de trabajo. Lo ideal es que el lugar de trabajo sea un único cuarto independiente pero si no puede ser posible por motivos de espacio también podemos mantenerlo aislado si nos ceñimos a una mesa en concreto.
  • Por último y con el objetivo de mantener una productividad, te recomendamos que te ciñas a unos horarios, de forma estricta, ya que si no es muy posible que te dediques a procastinar mientras que tu trabajo se va acumulando.christian-bale-lost-the-machinist-weight-because-script-typo
[Total:5    Promedio:4/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!