El discurso de Glengarry Glen Ross

 67381

La venta es un mundo difícil. Los directivos gastan gran parte de su energía en motivar a sus empleados, apretándoles para que hagan esa llamada, para que cierren la venta, para que cumplan los objetivos… en definitiva para que vendan más y más productos.

En la película Glengarry Glen Ross, a los pocos minutos del comienzo un directivo (Alec Baldwin) da un discurso motivacional a tres vendedores de parcelas… Un discurso maleducado repleto de palabras malsonantes, insultos y humillaciones… No son buenas formas pero es una película que ha pasado ya a a la historia y por eso vamos a rememorar algunas frases de ese discurso memorable. Las 10 mejores frases del discurso de Glengarry Glen Ross

«Están todos despedidos y tienen una semana para recuperar sus puestos de trabajo… Ahora ya me prestan atención».

«¿Cómo que las fichas de clientes son malas? ¡Usted es malo!».

«Usted ha llegado en un coche asqueroso y yo he llegado en un BMW  de 80000 dólares».

«Si no sabe vender váyase a casa y confiéseselo a su mujer».

«En esta vida solo vale una cosa… que firmen en la línea de puntitos».

«Este reloj vale más que su coche. Así soy yo, y usted no es nada».

«Si es buen padre váyase a su casa a jugar son sus hijos. Si quiere trabajar aquí… venda».

«Con esas fichas yo ganaría esta noche 15000 dólares».

«Serán vendedores de zapatos y en un bar dirán que fueron vendedores, y que era un oficio duro».

 «Les desearía buena suerte, pero no sabrían cómo utilizarla».

Sin duda, una película mítica sobre el mundo de la venta y la agresividad de los departamentos comerciales. Sin duda en la película el discurso cumplió su objetivo pero… ¿querríais a un jefe así?

Os dejamos un enlace con la película completa en castellano.

glengarry_glenross_brass_balls-thumb-425x182-36571

«Hacen falta pelotas de acero para vender fincas»

 

 

 

[Total:14    Promedio:4.3/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!