Un poco de humor: cómo justificar una siestecita en el trabajo…

dormir-en-el-trabajo

Llevas muchos días durmiendo mal, te cuestas conciliar el sueño por las noches o simplemente has tenido un fin de semana movidito… Sea lo que fuere te has quedado durmiendo sobre la mesa de tu escritorio. Y a pesar de la gravedad, eso no es lo peor de todo, el verdadero problema es que tu  superior te ha pillado contando ovejitas.

A continuación te contamos 5 posibles salidas cómicas ante esta incómoda situación. Quién sabe, quizás el humor sea una buena solución y tu jefe sea más benévolo ante la falta de disciplina.

  • ¡Inocente, Inocente! Hoy y solo hoy, día posterior a los Santos Inocentes, podrías alegar que tan solo se trataba de una inocentada muy bien escenificada. Te mereces un Oscar.
  • Banco de sangre. “-He esta mañana a donar sangre, que mi tipo es de los más infrecuentes”. No te olvides de recomendarle que hay que donar sangre ya que hay muchos enfermos que la necesitan.
  • Café sin sustancia. Échale la culpa a que la máquina de vending no funciona correctamente y que sirve cafés descafeinados como si fuera normales. Termina con la frase… “con Eboca esto no pasaría”.
  • Nuevas metodologías. En el curso de coaching te han enseñado recientemente lo bueno que s para la productividad echar una breve siesta de unos minutos.
  • Plegarias. Si de verdad quieres una sonora carcajada no hay nada como un “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén”.
[Total:0    Promedio:0/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!